Home » Villas Carey » El Estilo

El Concepto de Villas Carey

La elegancia y distinción que enmarcan a Villas Carey es resultado de un diseño arquitectónico atrayente con amenidades innovadoras. El estilo mexicano contemporáneo con el que fue desarrollado, impregna cada pieza de una proyección impecable en cada detalle gracias a la sencillez y funcionalidad que brindan sus materiales y elementos decorativos.

La tendencia de Villas Carey retoma principios simples de la cultura mexicana: los colores vivos y materiales tradicionales. El barro, las tejas, la manta, la madera y figuras en cerámica, se esfuerza por lograr la simplicidad absoluta sin sacrificar la funcionalidad, generando así un concepto de alojamiento de alta calidad.

El clima tropical del entorno y la brisa marina proveniente de la Bahía Tangolunda, inspiró al Arquitecto Santiago Aspe Poniatowski a crear espacios abiertos, con iluminación natural y materiales que permiten refrescar el ambiente de cada dormitorio, para hacer de él inigualable.

El Arquitecto

Su Carrera

Santiago Aspe Poniatowski, un arquitecto mexicano graduado con honores de la Universidad Autónoma Metropolitana, es considerado uno de los mejores arquitectos de México. Su carrera y estilo único que ha trabajado desde hace más de 20 años de carrera, le han brindado renombre para trabajar como Diseñador de casas, Desarrollador de complejos urbanos y turísticos en todo el país.

Su Trabajo

Uno de sus trabajos más reconocidos es el Pro-Shop del desarrollo Gran Reserva Golf Resort and Country Club en Ixtapan de la Sal. Esta construcción de tipo campestre de gran belleza, es una obra donde el diseño del Arq. Santiago Aspe Poniatowski integra el paisaje de todo el desarrollo al Pro-Shop.

Los Detalles

Villas Carey define detalladamente al México tradicional que encuentra su propio espacio en la arquitectura de cada Villa y Condominio. Destacan las tejas, elementos que puntualizan techos altos y estructurados; el diseño en losas a dos aguas que estilizan cada edificio; los muros gruesos y pilares que sostienen líneas definidas en accesos y ventanas; y por supuesto mucha iluminación natural.

En la decoración de cada espacio, el estilo incorpora materiales naturales. La madera en muebles, puertas y detalles estructurales hacen que la vista al interior se intensifique; el algodón, la manta, lino y seda en camas, sillones y cortinas presentan texturas diferentes que encantan.

Los colores brillantes, el jardín tropical, los jarrones, platos y pinturas tradicionales reflejan los matices que México representa, combinando a la perfección con la vista al azul intenso del mar.